Este curso está planificado para un año escolar completo, con una sesión semanal de clase de ajedrez en horario lectivo.

El objetivo es motivar al alumnado y trabajar aspectos como la metacognición, la memoria, la resolución de problemas y, en general, potenciar las habilidades cognitivas del alumnado.